martes, noviembre 02, 2010

Pedro Serrano / De "Nueces"




Baño nupcial

Las dos navajas de afeitar
penden de un hilo del horizonte.
Con su penacho, a contraluz,
se alza una brocha vertical.
Brillan jabones y champús.
En ese nicho religioso
hecho de luz y mercancías
(pasta de dientes, un cepillo,
ungidos klinex, cortauñas)
un mundo crece en el detalle.
Todo se puede así sumar
en este suelo y en el sueño
y es un castillo este lugar.


Chiquero

Ruedan las copas en cristales rotos,
abre la náusea su frugal huida,
flotan los ojos en agua perdida,
bordan las brumas sobre los escrotos.
La piel un torno de la piel eriza,
las piernas doblan como dos badajos,
del vientre salen machacados gajos,
masa de carne rolliza y hechiza.
Se han vuelto hilachos los nervios, las voces;
crispado el cuerpo como bricolage
va dando tumbos de puro coraje.
Manta mareada el agua que toses,
hoces y coces y voces sin dueño:
un cerdo negro irracional el sueño.

Pedro Serrano (Montreal, 1957), Nueces, Trilce Ediciones, México, 2009

Ilustración: Splendor in the glass, Steve Smulka

1 comentario:

  1. Es estimulante que las metáforas y la métrica se saquen chispas.
    Muy buenos poemas.
    Eduardo

    ResponderEliminar