domingo, febrero 06, 2022

Matías Heer / Titicaca




(Fragmento)

olas
de un lago
a 3800 metros
de altura

olas
v, w tamaño11
avenir next lt pro,
minúsculas,
persiguiéndose
unas a otras,
sismo a sismo,
sin alcanzarse,
cansadas,
más que a la orilla
de la mente
cuando ya
no existen;
el objetivo:
disolverse
y volver
a entrar;
convulsas
arañan la arena,

el esfuerzo
de haberse formado,
de su explosión,
tan sólo
para espejarse

en los ojos
ancestrales

neutros
de las piedras,

chapoteo
de electrones:
colores,

como fermiones y bosones
gases aleatorios
se manifiestan en viento que no veo,

como destrenza
las grelas
de la chola
que mea al caminar,

como desmenuza
el meo
de la chola
caminante

en los ojos
de algún burro
inexplicable,

llegará el burro
a emocionarse
por ese
movimiento
pacífico

construcción
destrucción
regeneración

llegará a por ese
persistirse
insistirse
vivirse

llegará el burro
a emocionarse
de la oreja
boliviana
en el Perú
del Eloy

que menea la estatura
al viento grandioso
que aflora olitas

entre el meneo
de los botes,
al timbal de las olas
y un par de tardes luego:

botes
expuestos
al mismo balanceo
constante,
anclados
a un gomón
relleno de piedras
encallado en la orilla,
un pez
campanea sin eco
en una piedra
con crin
al sol

que
seca

los cueros
de los chanchos

mordiéndose
en la orilla,

las plumas
de las gaviotas
impertinentes,
la lluvia habida,

los dedos
del fumador
cuando decide
si tirar o no
la colilla,
si pronunciar o no
un buen día

y las olas
que nunca deciden
nunca cesan;

una melodía
sin demasiada espuma,

como el que pasa silbando
seco bajo el sol que seca

una melodía
que recuerda
sin saber
de dónde,
que silbó
su padre
sin saber
de dónde,
ni hace
cuánto;

(...)

Zipme, slimbook, 2020

Matías Heer (Buenos Aires, 1984), Op. Cit., noviembre 28, 2021


No hay comentarios.: