martes, febrero 22, 2022

Gustavo Álvarez Núñez / De "El sillón y la cama"



El sillón

III

El mundo,
en su vastedad,
luce pequeño
desde aquí

Sin embargo, el sillón
no sabe mucho de esto

Su misión es más pueril
y además ardua:
reestablecer las relaciones
entre ese mundo y yo.


Ligera y discreta

El temporal de anoche
ha cambiado
el aire que respiramos;
es más, ha logrado
que emerja ese garbo
que hace la vida más ligera y discreta

Como un río que fluye al costado
de nuestros pasos con la ligereza y
la discreción de la vida

El éxodo del calor, en las tertulias,
se prodiga como si se tratase
de la manzana de Newton.


Despreocupación

Las nubes
salen a pasear
por la noche otoñal

Han descansado
varios días
y blanquean
abiertamente
su despreocupación

Similar actitud
han contraído
las gatas
de la casa.


Orquestar

Por las rendijas
de la persiana
se filtran
varias advertencias:
desde la sirena del patrullero
hasta el pétreo clima invernal

Podría
cerrar la ventana
y gozar
del calor hogareño,
aunque algo
que no se explica
apuntala
la deriva de las palabras

Tal vez
sea la confirmación
de que hoy tenía
que estar aquí sentado,
escuchando
el salmo espectral
que sólo la noche
puede orquestar.

Gustavo Álvarez Núñez (provincia de Buenos Aires, 1968)

El sillón y la cama
,
Caleta Olivia, 
Buenos Aires, 2021










Foto: Télam

No hay comentarios.: