miércoles, julio 21, 2021

Mario Battistella / Cuartito azul





[Tango]

Cuartito azul, dulce morada de mi vida,
fiel testigo de mi tierna juventud,
llegó la hora de la triste despedida,
ya lo ves, todo en el mundo es inquietud.
Ya no soy más aquel muchacho oscuro;
todo un señor desde esta tarde soy.
Sin embargo, cuartito, te lo juro,
nunca estuve tan triste como hoy.

Cuartito azul
de mi primera pasión,
vos guardarás
todo mi corazón.
Si alguna vez
volviera la que amé
vos le dirás
que nunca la olvidé.
Cuartito azul,
hoy te canto mi adiós.
Ya no abriré
tu puerta y tu balcón.

Aquí viví toda mi ardiente fantasía
y al amor con alegría le canté;
aquí fue donde sollozó la amada mía
recitándome los versos de Chénier. *
Quizá tendré para enorgullecerme
gloria y honor como nadie alcanzó,
pero nada podrá ya parecerme
tan lindo y tan sincero
como vos.

[1939]

Mario Battistella (Monteforte d'Alpone, Italia, 1893-Buenos Aires, 1968)

* André Chénier (Constantinopla, 1762-París, 1794), poeta y polemista, hijo de un diplomático en Turquía y funcionario diplomático él mismo, apoyó la Revolución de 1789, pero criticó la violencia jacobina desde su propio periódico. La desafortunada defensa de los derechos del rey Luis XVI desató su persecución y le valió la cárcel y el guillotinamiento. Uno de sus últimos poemas fue La jeune captive (La joven cautiva), escrito en prisión, como casi todos los que finalmente se publicaron en 1819, saludados por los románticos. Su hermano, Marie-Joseph Chénier, miembro de la Convención Nacional, no logró salvarlo. Maximilien Robespierre, quien había pedido su ejecución, fue a su vez ejecutado tres días después. [N. del Ad.]


Imagen: La partitura de Cuartito azul, con fotos de Ignacio Corsini, el primero que grabó el tango, en 1939, y de Mariano Mores, joven autor de la música. Julio Korn, s/f

No hay comentarios.: