jueves, mayo 08, 2014

Antonio Deltoro / Tres poemas











Sobrevivencia

Una vez viste la verdad,
ya no te acuerdas.

Llueve
y sonríes
al sentir la lluvia
que, muchos años después,
sigue cayendo.

Qué maravilla reducirse,
concentrarse,
no salir,
no abarcar,
quedarse con la lluvia,
no con el trueno y el rayo
que enceguecen
al oído y al ojo

cuando caen
juntos, los dos,
al mismo tiempo.


Todo diluvio

Todo diluvio es bíblico.

No hay diluvios pulcros,
despojados, científicos.

No hay terremotos neutros.

No hay llantos nuevos bajo el sol,
lágrimas dulces.

Todas están hechas
como el mar,
de agua y de sal,
de agua vuelta
y revuelta.


Real política

La mosca en el rayo de sol sonríe,
sonríe la araña, sonríe la mariposa,
pero la araña ríe al último:

la araña, la mosca,
el sol, la sonrisa y la risa
y la mariposa

son los protagonistas de este poema,

pero la araña
se lleva la palma

y la sonrisa
del verdugo.


Antonio Deltoro (Ciudad de México, 1947), Los árboles que poblarán el Ártico, Ediciones Era-UNAM, Ciudad de México, 2012

No hay comentarios.:

Publicar un comentario