viernes, abril 01, 2011

Paula Jiménez / Desencanto



Desencanto

V

Por momentos, alcanzás
a hilar fino en tu desgracia y tarde
te das cuenta del engaño,
cuando el cansancio
es más grande que el deseo.
Entonces yo te escucho y pienso
que a veces la vida se ve así
como un árbol caído
y los dos
creemos que es más cierto que el verano
este invierno, la apariencia
que en la ventana adquiere
bruscamente
lo que se vuelve inmóvil.

VI

Mejor es ser consciente, observar
la cotidiana conclusión de las cosas
que se avienen con la luz
y terminan en la sombra. Cada día
se aprende de esto,
solamente hay progresión hacia la noche
cerramos los ojos y olvidamos la vida
y la materia,
no sólo eso que nos rodea
sino lo que somos, es decir
lo que no será.

Paula Jiménez (Buenos Aires, 1969), Espacios naturales, editorial Bajo la Luna, Buenos Aires, 2009

Ilustración: Ante las puertas de Kairouán , 1914, Paul Klee

1 comentario:

  1. Muy buenos. En el primero, siento uba fuerte sintonía entre lo que se piensa y lo que se siente.
    Saludos, Pedro

    ResponderEliminar