viernes, abril 15, 2011

Gerardo Gambolini / Dos poemas



Animal Planet / History Channel

Acechar a la presa, tender la telaraña,
valerse de la garra, de la fauce,
la ponzoña, esperar que haya despojos,
marcar el territorio, organizar

la colonia, adaptarse, construir,
infestar la oscuridad,
escapar al predador, asolearse por
momentos, enseñar a la cría

siempre lo mismo, perpetuar el adn,
la consigna, la inflexible economía.


Thomas Huxley en su habitación

Y si la opción fuera el hombre de ciencia
que usara su retórica brillante
para aplastar la discusión religiosa,
preferiría descender de un sacerdote.

El arte, el mundo, la arquitectura
detrás de ti — ah, me importa un bledo
que existas o no existas.
Te rezo en tu calidad motora, imaginaria,

como la única prueba
verdaderamente humana.


Gerardo Gambolini (Buenos Aires, 1955), inéditos


Ilustración: Tigre asustado por una serpiente, 1858, Eugène Delacroix

1 comentario:

  1. "Te rezo en tu calidad motora, imaginaria". Eternamente le voy a estar agradecido a Gambolini por esta reveladora frase.

    ResponderEliminar