domingo, junio 20, 2021

Pedro Serrano / Dos poemas




















Paisaje

En la torcida rama mueve el viento sus antiguos fervores.
En ella fija las líneas de su paso,
veletas de incidente regocijo del aire.
Desde el paisaje abierto en la ventana,
ceñido a la ventana,
rompe su línea el monte entre las hojas
y las ramas se hunden en el gris de la tarde.
En el humo apagado que anochece
siguen su movimiento.
Late suave su vida
recogiéndose
en la quietud del valle que las pierde.


Minerales

                             Para Antonio Calvo Roy y Enrique Camarasa

Todo esto son imágenes,
viva carne de vida que recorro,
calles, cafés, conversaciones, voces.
Siempre verter el alma,
convertir este río en un aroma,
olerlo y recordarlo.
En los íntimos datos las vistillas,
el Rey Rodrigo y el café comercial,
el oscuro coñac que son los sueños,
un gato de otra noche,
las primeras palabras y la larga derrota,
las secretas tristezas compartidas
En el dudoso azar de las relaciones,
en ese continuo y vano recorrer de diálogos y vistas,
a veces una calle o un largo parque
o la tímida y vaga complicidad
o el largo compartir del mineral de tardes y de días
o la sólida voz que es ya una imagen o una palabra
o la soledad conocida y parcelaria, paralela,
forman los ecos, suaves, desprotegidos.

Pedro Serrano (Montreal, Canadá, 1957), "Muestra de obra", Flecha Roja, Guerrero, México


Foto: Pedro Serrano, San José de Mayo, Uruguay, 2017 por Jorge Aulicino

No hay comentarios.: