viernes, junio 25, 2021

Padraic Fallon / Observación de campo



















Allí murió anoche
en una choza de paja ese hombre pesado y de bigotes
que solía pasar por mi camino
tan rústico y pacífico como Saturno; 

con un parpadeo de luz de luna,
y el enano del pueblo quejándose en sueños,
abandonó su cadáver y rincón,
una olla rota y un brillante vaso de agua.
Ya las cosas no podrán dar idea
de su medida, horóscopo o del gran tamaño de su aliento,
que cada año renacía
en la excursión anual al cereal; 

que se movía en la gravedad
de alguna gran señal, y lentamente sobre el arado
salía de nuevo a orbitar
con pájaros y estaciones que lo rodeaban por costumbre; 

la mañana cayó sobre
sus caballos, y detrás se movió el clima;
de la fría Navidad él
ascendió a la colina en cada árbol con hojas.

Ahora el barbecho vacío
por armonía debe a su vez inventar al hombre,
bigotes, semillas y ojos,
sus bolsas cerca de él y de sus cielos agitados;
un día el tibio sol
en setos desnudos y con púas como rollos de alambre,
una vieja figura rígida medio rayada, la única razón
de cada estación que se revela;

en cargas de heno perdidas en junio, en
otoño el hombre trigueño, mientras
juntas sus hijas de estirpe irlandesa
pálidas como la paja cuchichean a la intemperie; 

ningún otro pariente, ningún
rayo desde la tristeza en los fríos corrales alrededor
de la montaña donde los cuervos lo conocieron pero nunca
las mujeres que se aferran a las ráfagas invernales;
 
y no deja nombre
que una estación no borre, vieja cara de morsa
que alineó a la poderosa yunta
en un largo surco recto como el rayo de la mañana.

Padraic Fallon (Athenry, County Galway, Irlanda, 1905-Kent, Reino Unido, 1974), Poems, Dolmen Press, Dublin, 1974
Traducción de Jorge Fondebrider


Imagen: Retrato de Padraic Fallon en la portada de Collected Poems, publicado por Gallery Press en 1990, con introducción de Seamus Heaney 

Field Observation

There died last night/ In a poor thatch that whiskered heavy man/ Who used to go my road/Peaceful as Saturn and as countryfied; // In a flit of moonlight,/ With the town dwarf complaining in his sleep,/ He left corpse and corner,/ A broken pot and one bright glass of water.// No more will all things cast/ His measure, horoscope or the great size of his breath,/ Who was each year reborn/ In the annual excursion of the corn; //Who moved in the gravity/ Of some big sign, and slowly on the plough/ Came out anew in orbit/ With birds and seasons circling him by habit;// Morning fell upon/ His horses, and the weather moved behind;/ From cold Christmas he/ Moved up the hill in every leafing tree.// Now the windy fallow/ For harmony must invent him in its turn,/ Whiskers, seeds and eyes,/ His bags about him and his flapping skies;// One  day the low-fired sun/ In hedges bare and barbed as rolls of wire,/ An old stiff half-rayed figure, the sole reason/ For each divulging season; ///In hayloads lost in June, in / Autumn the wheatn man, while/ At their harps together/ His strawpale daughters tinkiling in the weather; // No other kin, not one/ Beam from the blues in the cold cowyhards round/ The mountain where the crows knew him but never/ The women clinging to the winter flaws;// And leaves no name/ A season won’t erase, old Walrus-face/ Who lined the surging team/ On a long furrow straight as the morning beam.

No hay comentarios.: