viernes, junio 18, 2021

Susana Cella / De "La fuga del infinito mordido"

















A skeleton in the cupboard

Qué hago con la ropa, qué hago
Pegados al esqueleto
rasgones de camisas, pantalones, medias
aferrándose a los huesos para remedar la carne ida
Por el puro simular resistencia de la materia vestigio
Qué hago con estos jirones de nylon y algodón adheridos
a esta osamenta agobiada
deparándome en su solo estar la más nítida huella de las heridas
bien trazadas y esparcidas donde debían hacerse
dibujo secreto de fieras acometidas.


Y sobre el molino de las sombras

Olvidada la perra suerte de todos sus maltratos
Volviendo porque sí a encabalgar tristezas
o anunciar delicias falsas, rantifusas fugas en mi mayor
Queda lo que se está apenitas y a penas por decir
Negadas las calles y los consuetudinarios días
de rutina siempre impar
Nos quedan ramitas de viento
ojos muy abiertos, agudos ángulos
en cualquier parte nunca avistados
Y encontrar entreverados
sangre mordida, bichos ladrones
y algunos mendigos por doquier.


Punctum

En tres cuartos de un cuarto
recta, suma discreta,
acontecer se amontonó
en chorreados juicios prejuicios juramentos
por nomás proferir
después de velar los tientos en la noche
hasta la primera tempranía y ¿entonces qué?
Enredo de horas y tres cuartos menos diez

Te miro todos los días en el punto de la foto
donde te tengo muy más para mí asida
y siniestrando hoyes y pasos repetidos
toco las flores secas a vos debidas
con la única certeza de que el Lucero sigue hendido.

Susana Cella (Buenos Aires, 1954)

La fuga del infinito mordido
,
Barnacle, 
Buenos Aires, 2021











Foto: Gentileza de Barnacle

No hay comentarios.: