jueves, abril 27, 2017

Wislawa Szymborska / Película, los años sesenta
















Este varón adulto. Este hombre sobre la tierra.
Diez mil millones de células nerviosas.
Cinco litros de sangre y trescientos gramos de corazón.
Este objeto se ha formado durante tres mil millones de años.

Primero apareció en forma de niño.
El niño puso la cabeza en las rodillas de su tía.
¿Dónde está ese niño? ¿Dónde están las rodillas?
El niño se hizo grande. Ah, ya no es lo mismo.
Estos espejos son crueles y lisos como la calzada.
Ayer atropelló a un gato. Sí, fue una idea.
El gato fue liberado del infierno de esta época.
Una muchacha en un coche miró por debajo de sus pestañas.
No, no tenía las rodillas que él buscaba.
A decir verdad, él jadearía ahí acostado en la arena.
Él y el mundo no tienen nada en común.
Él se siente como el asa rota de un jarro.
Aunque el jarro no se da cuenta y sigue acarreando agua.
Es asombroso. Alguien sigue esforzándose.
Esa casa es construida. Ese picaporte, tallado.
Ese árbol injertado. Ese circo actuará.
Ese todo quiere seguir unido aunque está hecho de fragmentos.
Como pegamento pesadas y densas sunt lacrimae rerum.
Pero todo esto de fondo y sólo al lado.
Hay una oscuridad espantosa dentro de él, y en la oscuridad, el niño.

Oh Dios del humor, haz algo con él, es necesario.
Oh Dios del humor, haz algo con él, finalmente.

                                                                             [Abel Murcia]


Wislawa Szymborska (Kórnik, Polonia, 1923-Cracovia, Polonia, 2012), "Mis alegrías -Un encanto-" [1967], Poesía no completa, edición y traducción de Gerardo Beltrán y Abel A. Murcia, Fondo de Cultura Económica, Ciudad de México, 2014



1 comentario: