jueves, octubre 22, 2015

Carlos Battilana / Inclinado









Inclinado
el cuerpo
observando la procesión
de insectos y alimañas
descuidé
el jardín
y otros seres
han hecho con él
lo que ahora
es: matas de pasto
manchones de color
marrón
canteros
destrozados, plantas
raquíticas.

El viento
cruza el terreno
pero no es viento,
es brisa fría.

Me mojo
la cara
y veo
los papeles acumulados
las cicatrices o las marcas
concentradas
en el cuerpo
y sin detener el tiempo
recuerdo
que la vida existe
corre por algún lugar.

Celebrar
-me digo-
es también
inclinar el cuerpo
saber
que el día
acontece
en un plano
distante
a la retórica
de lo vital.

Carlos Battilana(Paso de los Libres, Argentina, 1964), Velocidad crucero, Conejos, Buenos Aires, 2014
Foto: Carlos Battilana en FB



No hay comentarios.:

Publicar un comentario