viernes, marzo 07, 2014

Eugenio Montale / Elogio de nuestro tiempo










No se puede exagerar bastante
la importancia del mundo
(del nuestro, quiero decir)
probablemente el único
en que se puede
matar con arte y crear también
obras de arte destinadas a vivir
el lapso de una mañana, si bien hecha
de milenios y hasta más. No, no se puede
magnificarlo bastante. Sólo
que debemos darnos prisa
porque podría no estar lejana
la hora en que se infló más de la cuenta,
según un conocido apólogo, la rana.

Eugenio Montale (Génova, 1896-Milán, 1981), "Quaderno di quattro anni" [1973-1977], Poesía completa, traducción de Fabio Morábito, Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, Barcelona, 2006



Elogio del nostro tempo

Non si può esagerare abbastanza
l'importanza del mondo
(del nostro, intendo)
probabilmente il solo
in cui si possa uccidere
con arte e anche creare
opere d'arte destinate a vivire
lo spazio di un mattino, sia pur fatto
de millenni e anche più. No, no si può
magnificarlo a sufficienza. Solo
ci si deve affrettare perché potrebbe
non essere lontana
l'ora in cui troppo si sarà gonfiata
secondo un noto apologo la rana.

3 comentarios:

  1. Vivir bajo temor de estallido inminente.
    Buena metáfora de la moderna peripecia humana.

    ResponderEliminar
  2. "las razones lógicas sufrieron varios cambios, incluso quizás cambios profundos, esenciales. [...]. solo la memoria purifica los acontecimientos [...]" pasolini, marzo de 1946

    ResponderEliminar
  3. Gracias, gracias; Irene

    ResponderEliminar