martes, enero 07, 2014

Jorge Posada-Costasinmar / Dos poemas













arseni tarkovski viaja a leningrado 

se dirige a un salón donde sologub recita
sobre mirlos
que en la tormenta se convierten en polvo

arseni aguarda el final de la tertulia

entrega a sologub unas hojas
el poeta lee

sus poemas son malos pero no se desanime 
escriba y escriba quizá algo surja después 

arseni regresa a su pueblo
durante décadas mira caballos
y la muerte de esos caballos

por las noches deja que los insectos
invadan la habitación de su mujer


de La belleza son los aeropuertos vacíos, Liliputienses, España, 2013



Miro esas películas con De Niro joven...

Miro esas películas con De Niro joven,
resultan más demoledoras que cualquier espejo.

Me percato de las horas desperdiciadas,
de la obsesiva gordura,
de la calvicie incipiente.

De Niro pasó de ser Travis
a esos personajes de ocasión:
policía, amante, maestro;
papeles que requieren apenas leer adecuadamente las líneas.

Debí hacer lo mismo:
cumplir con mi obligación de pater familia
y desmentir la felicidad de los otros cuerpos.

Como él, debí aceptar que lo más difícil
es hacer bien los papeles mediocres.


de Costa sin mar, UAM, México, 2012


Jorge Posada-Costasinmar (México, 1980)


Foto: Jorge Posada-Costasinmar en el Festival Poesía y Movimiento en el Metro de México, 2012

1 comentario:

  1. El tono de estos poemas de Jorge Posada-Costasinmar es ¿el desaliento, el desasosiego, la desdicha, la amargura; o es una alegría secreta sobre nuestra propia mediocridad? No lo sé, en todo caso es afín a algunos poemas de César Vallejo o tiene destellos de algún Pessoa secreto. Me parece, modestamente.

    ResponderEliminar