domingo, diciembre 30, 2012

Raymond Carver / Mi cuervo




Mi cuervo

Un cuervo voló hasta el árbol del exterior de mi ventana.
No era el cuervo de Ted Hughes, ni el cuervo de Galway,
ni el cuervo de Frost, Pasternak, o Lorca.
Ni uno de los cuervos de Homero, harto de sangre
después de la batalla. Era sólo un cuervo.
Que jamás encajó en parte alguna,
ni hizo nada digno de mención.
Estuvo posado allí en la rama durante unos cuantos minutos.
Luego alzó el vuelo y desapareció bellamente
de mi vida.


Raymond Carver (Clatskanie, Oregon, 1938-Port Angeles, Washington, 1988), Bajo una luz marina, traducción de Mariano Antolín Rato, Visor Libros, Madrid, 1990 (edición no bilingüe)


My Crow

A crow flew into the tree outside my window.
It was not Ted Hughes’s crow, or Galway’s crow.
Or Frost’s, Pasternak’s, or Lorca’s crow.
Or one of Homer’s crows, stuffed with gore,
after the battle. This was just a crow.
That never fit in anywhere in its life,
or did anything worth mentioning.
It sat there on the branch for a few minutes.
Then picked up and flew beautifully
out of my life.

The Plum Tree


Foto: Raymond Carver por Sophie Bassouls  Sophie Bassouls/Sygma/Corbis/The Guardian

3 comentarios:

  1. MInimal art, nunca tan acertado el rótulo como en este poema. Es increíble cómo con algo tan mínimo se puede escribir así. Gran poema de Carver. Gracias, Jorge.

    ResponderEliminar
  2. Un casco de astronauta para leer a Carver.

    ResponderEliminar
  3. Excelente. Aprovecho para dejarle saludos y mis deseos de un buen año 2013. Gracias por otro año acercándonos las voces poéticas más diversas. Salud!

    ResponderEliminar