jueves, abril 05, 2012

Osvaldo Lamborghini / De Alvear a Freud



               
          11 de noviembre de 1978

De Alvear a Freud

La locura es la segunda juventud
sin hablar de la niñez
(yo tenía un amigo...)
: como en el ajedrez
ocupando las casillas
todas las posiciones son malas
: Baudelaire era más concreto
hablaba de lo irreparable

La piel se vuelve lozana
pura leche y rosas
el amor doble ario en soledad
(Cupido nos perderá a todos)
una verdadera muchacha
: el profesor de dibujo
francés suizo
     Y yo me voy

Si volví a este lugar fue solo por un momento
mis ex colegas los poetas sabrán perdonarme
: vine a fumar un cigarrillo en el camerino
y de paso
anotar un teléfono:
la diva me ha querido en otro tiempo
y ahora sólo pueden ofrecerme su piedad
y bien
sed piadosos
ya quisiera que me tuvieran piedad
Troia Helena - Helena
Troia: repechar en una guerra sucia

Mi palabra
-lo único-
puede aún pastar ovejas
y tómenlo como un dogma
koan lamborghiniano:
todo es más simple de lo que ustedes creen
muchachos: lapidario

Hay que rodear a Germán
: no merecemos más
                     Hartz

Osvaldo Lamborghini (Buenos Aires, 1940-Barcelona, 1985), Poemas 1969-1985, Mondadori, Buenos Aires, 2012

Ilustración: Un yogui, 1932, Xul Solar

5 comentarios:

  1. Completamente volado!Cuánta merca habrá tomado Osvaldo antes de escribir este poema???Es difícil encontrar la conexión entre las estrofas.Pero algunos versos son memorables: "mi palabra puede aun pastar ovejas". Me estoy poniendo al día, Jorge, hacía un tiempito que no te visitaba.Como siempre, impeclable tu blog. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. qué buen aire se respira en este poema

    ResponderEliminar
  3. "qué buen aire..." por favor...

    Gustavo Vázquez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "'que buen aire'... por favor..."... por favor...

      Eliminar
  4. Creo que me expresé mal.


    G.V.

    ResponderEliminar