miércoles, agosto 05, 2009

Marcelo Leites / Arboles y casa


Arboles

Planté tres árboles en el frente
y la casa siempre tiene sombra.
Adentro se respira el aire puro
que entra en rodajas verdes.
Todavía no vi el aura de Juan,
aunque a veces el sauce
se inclina más de lo habitual.

Vale

II

Sólo vas a encender el fuego
en la casa
pero elegir y apilar la madera
puede llevarte años.
Además, sólo lo vas a encender
si podés cantar desde el fondo
alguna canción de amor
fuera de la casa.

La casa, la madera, el fuego
serán la materia para sostenerte.

Marcelo Leites (Concordia, 1963), Resonancia de las cosas, Ediciones en Danza, Buenos Aires, 2009

Ilustración: Sauces a la puesta del sol, Vincent Van Gogh, 1888. Museo Kröller Müller, Otterlo, Holanda

De Leites en este blog:

VI / Boutade

2 comentarios:

  1. Bello poema que no conocia. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. cuando el sauce se inclina, las cosas resuenan de este modo.

    ResponderEliminar