domingo, septiembre 18, 2016

Gustavo Weisberger / El cuitado










Fue para el cuitado la grosura de trigo subiéndole desde el talón
el rosal a la izquierda, unas cuantas uñas de Yahvé incrustadas en el pecho
metros de cuero agrio para cubrir la pateada bandera argentina
y en ese mismo lustro de vida, cruzarse de piernas como un ordinario
a quien no se le da un mínimo de bola
y se le palmea la espalda y se le marca la ruta, allá le dicen,
aquel camino de parásito y chatarra.

Gustavo Weisberger (Buenos Aires, 1966), Coz, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2015
Más poemas y reseña en Op. Cit.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario