lunes, agosto 17, 2015

Dan Paguis / Europa, tarde











En el cielo flotan violines
y un sombrero de paja. Perdón, ¿qué año es?
alrededor de treinta y nueve y medio, es aún temprano, temprano,
podemos apagar la radio,
he aquí que les presento el viento marino, el viento vivaz de la costanera,
tan pero tan travieso,
que se arremolina bajo las faldas acampanadas, que castiga
periódicos preocupados: ¡Tango! ¡Tango!
y el parque resuena de sonidos,
beso su mano, Madame,
su mano delicada
como guante de cuero blanco,
todo se ordenará
en el sueño,
no se inquiete en demasía, Madame,
aquí esto no sucederá jamás,
usted  verá
aquí jamás.

Dan Paguis (Bukovina, Rumania, 1930-Jerusalén, 1986)

Versión del hebreo de Luisa Futoransky y Marta Teitelbeum
Envío de Luisa Futoransky



No hay comentarios.:

Publicar un comentario