miércoles, febrero 04, 2015

Carl Rakosi / Aceite de humores
















Estoy leyendo
una antigua farmacopea:

"El centeno posee la virtud
de reducir humores
pero causa
melancolía."

Bueno, me digo, yo conozco
un remedio apropiado.

Es un jardín, y en él
hay una joven y encantadora dama

detenida en el tiempo.
Con gracia, se levanta

el borde de la falda
y al mismo tiempo

espanta a los gorriones
con un simple gesto de las manos.

Voilá! Eso es todo…

O prueba algún aceite de la sagacidad.


The London Review of Books, 2003

Carl Rakosi ((Berlín, 1903-San Francisco, 2004), en Perros en la playa
Traducción de Jordi Doce
Envío de Jonio González

Foto: Carl Rakosi escucha música. Foto de Olivier Brossard en Jacket 25

1 comentario:

  1. Aceites, redomas, cutículas, alveolos, elixires, esencias, endorfinas, humores: hadas que en cada acto de transformación –esos que practican con irreflexivo deleite- pierden sutiles, pequeñísimas partículas de su tamaño original y se volatilizan un buen día, sin dejar huella.
    Carl Rakosi no hablaba por hablar.

    ResponderEliminar