jueves, febrero 26, 2015

Antonio Gamoneda / de "Libro del frío"













Hubo un tiempo en que mis únicas pasiones eran la pobreza y la lluvia.
Ahora siento la pureza de los límites y mi pasión no existiría si supiese su nombre.

*

Pájaros. Atraviesan lluvias y países en el error de los imanes y los vientos, pájaros que
volaban entre la ira y la luz.
Vuelven incomprensibles bajo leyes de vértigo y olvido.

*

Alguien ha entrado en la memoria blanca, en la inmovilidad del corazón.
Veo una luz debajo de la niebla y la dulzura del error me hace cerrar los ojos.Es la ebriedad de la melancolía; como acercar el rostro a una rosa enferma, indecisa entre el
perfume y la muerte.

Antonio Gamoneda (Oviedo, España, 1931), "Libro del frío" [1992], Se ha retirado el mar, Catafixia. Guatemala, 2014
Vía Transtierros 


2 comentarios:

  1. Es un instante mágico ese de la indecisión de la rosa.
    Un momento para quedar atrapados en él.

    ResponderEliminar

  2. Sí podría ser un instante mágico... Me parece que lo más interesante sería verlo como un instante "real" de la experiencia cotidiana nuestra.
    Tendríamos que aceptar quizás el cambio
    del concepto de melancolía con el cual nos manejamos. Sería activo y del día a día de nuestras vidas.

    ResponderEliminar