sábado, diciembre 28, 2013

Erik Satie / Estampas populares











Pablo y Virginia

Virginia cantaba como una patita muy mona.
La canción de Virginia hacía llorar a los cisnes.
Entonces Pablo bailaba sobre un pie para no molestar a sus padres.
A Virginia le gustaba verle bailar.

Robinson Crusoe

Por la noche, se tomaban la sopa
e iban a fumar sus pipas a la orilla del mar.
El olor del tabaco hacía estornudar a los peces.
Robinson Crusoe no se divertía en su isla desierta.
“Está realmente demasiado desierta”, decía.
Su negro Viernes era del mismo parecer.
Decía a su querido amo:
“Sí, señor, una isla desierta está realmente demasiado desierta.”
Y meneaba su gran cabeza negra.

Don Quijote

¿Qué me importan estos vallecillos, estos palacios, estas chozas?
Objetos vanos cuyo encanto se ha desvanecido para mí.
Ríos, peñascos, bosques, soledades tan queridas,
os falta un solo ser y todo está despoblado.

Erik Satie (Honfleur, Normandía, 1866-París, 1925), Cuadernos de un mamífero, edición de Ornella Volta, traducción de María Carmen Llerena, Acantilado, Barcelona, 2006
Vía Jonio González


Nota de la editora

Hemos agrupado bajo este título [Estampas populares] un proyecto de tríptico que Satie anotó en septiembre de 1920 inspirándose en tres novelas clásicas: Pablo y Virginia de Bernardin de Saint-Pierre, Robinson Crusoe de Daniel Defoe y Don Quijote de Cervantes, los tres largamente celebrados en las estampas populares del siglo XIX.
Para las dos primeras partes, Satie compuso dos deliciosos poemas en prosa. Para la tercera parte, utilizó en cambio un extracto del poema "L’ Isolement (Méditations, I)" de Alphonse de Lamartine.
Cuando, más tarde, abandonó este proyecto de tríptico, empleó los mismos versos de Lamartine para su "Elegía a la memoria de Claude Debussy", compuesto en diciembre de 1920. [Ornella Volta]

3 comentarios: