martes, octubre 30, 2012

Maria Rosa Maldonado / Otras visiones





De "otras visiones"

II

tsara'ath  lepros!

luminiscencias  peligrosas  en la noche oscura de la mar
mar   mare  nostrum   harto de  muertos  a  la  deriva  

peste    negra     linfática  o  neumónica  

pecado
      pecado

            en brotes repentinos
                                y  letales

- ámbar     tungsteno
                      crisoberilo  de  la   nada:   en el fondo del pozo

la hermética alcoba de las nupcias -

roedores salvajes   noctilucas de la descomposición  

esos ciertos animales de insomnio

sueltan sus tigres
                  sobre el pecho del día

(no te acerques  
               esa  mujer  se hunde por su propia molicie:

apuntala su cuerpo  en el abismo)


III

para ti
       la mesa colmada de pasas de korintho
higos de esmirna y aceite de romero

no paquetes de hachís: resina libanesa
polvo dorado
            apretadito en planchas  y  envuelto en algodón
negro
     del medio oriente  verde oscuro de marruecos

o más negro -como brea retorcida- del nepal

tallos blandos del cáñamo
sumidades floridas

hechas
     nieblas amorosas
llenando por la boca los alvéolos del pecho

alcaloides abiertos a todos los espejismos de la anunciada saciedad

para ti
       hierbas del paraíso -peces  y chocolate-

a la gran molicie de la sabiduría
                                 se entra
con larga toga cándida o

simple desnudez de anacoreta


María Rosa Maldonado (Barcelona, 1944, reside en Buenos Aires), Atzavara, Kriller 71 Ediciones, Barcelona, 2012

Foto: María Rosa Maldonado en Kriller 71

1 comentario:

  1. suelto mis tigres:
    ¿para qué la poesía?
    polvo dorado? resina libanesa?
    neblina amorosa en el fondo del sumidero?
    para qué?
    acaso la peste no es también
    bella?
    perfumada la gangrena, terso el forúnculo -y sensible-, muerte el destino final de toda vida?
    insiste en su reiterado rugido: ¿Para qué la poesía?
    para el aplauso?


    respondo: para compartir la sintonía.
    cambio y fuera.

    cálidamente
    marceloaptekmann@yahoo.com

    ResponderEliminar