lunes, agosto 09, 2010

Rodolfo Alonso / Dos poemas




Crónicas del Proceso

a Franz Kafka, con toda modestia

Parecía presumirse un panorama
preferible: una fraternidad latente, un coro
subyugado. pero la cosa vino a dar
en cambalache apenas, mancebía.
trastienda de tartufo, cuchitril
de usurero, lenocinio, caverna
de bandoleros pobres, noche de miserables
lomos mojados por la lluvia
que nunca cesará.


Oui, Madame, je m'appele Lyon

El hombre hermoso y su perro cortejan a la fornida señora.

El perro hace ejercicios de destreza para distraerlos, como si fuera un burgués amaestrado.

La fornida señora, hija de la cortesía, amó al perro y se escapó con él para dedicarse a la piratería.

Mantuvieron una delicada amistad con el capellán dominico, pero el contramaestre los expulsó de la nave.

Desde entonces bogan.


Rodolfo Alonso (Buenos Aires, 1934), Poemas pendientes, Alción Editora, Córdoba, Argentina, 2010

Foto: Alonso, Marcos Morales/TriploG

3 comentarios:

  1. Encantado de volver a leer poemas de Rodolfo Alonso, uno de mis autores favoritos.

    Saludos desde Venezuela.

    ResponderEliminar
  2. Eduardo Alvarez Tuñón dijo: Le debemos mucho a Rodolfo Alonso. Desde las traducciones de la legendaria editorial fabril hasta los ultimos poemas.

    ResponderEliminar
  3. Estaba pensando en lo que decía Eduardo, y realmente a veces las traducciones, las recopilaciones de otros autores hizo que lo menos conocido por ahí, fuera su obra poética, para mí una delicia encontrarme con estos poemas. Gracias.

    Lily Chavez

    ResponderEliminar