domingo, agosto 14, 2016

Jorge Manrique / Porque estando él durmiendo le besó su amiga










Vos cometistes traición
pues me heristes, durmiendo,
de una herida qu'entiendo
que será mayor passión
el deseo d'otra tal
herida como distes,
que no la llaga ni mal
ni daño que me hezistes.

Perdono la muerte mía,
mas con tales condiciones
que de tales traiciones
cometáis mil cada día;
porque d'aquesta manera
no me place que otro muera
pues que yo lo merescí.

        Fin

Más plazer es que pesar
herida que otro mal sana:
quien durmiendo tanto gana
nunca deve despertar.

Jorge Manrique (Paredes de Nava, España, 1440- Castillo de Garcimuñoz, Cuenca, España,1479), Poesías completas, Colección Austral, Espasa Calpe [1940], Buenos Aires, 1993


No hay comentarios.:

Publicar un comentario