sábado, junio 06, 2015

Carlos López Beltrán / El soltero envejece











Los síntomas acuden en cascada;
ese cartílago que ya no soldará,
huecos entre las muelas volviéndose,
como viejos amigos, problemas al digerir;
tribulaciones en el sueño.
El vago, flotante afán de ese cuerpo
por escombrarse, pulirse, acicalarse,
declina y se acumulan las predecibles,
insidiosas deformidades de los dedos,
en torno al cuello, en la cintura.
Apartados ya del cruel estanque iluminado,
los enclaustrados y atroces generales
han perdido interés en él.
Vacilante objetor de aquella guerra
en la que no se atrevió a enrolarse
(mas igual que las hornadas quejumbrosas
que desde allá regresan), se desarma
pieza a pieza. La defraudada
soldadesca de sus músculos e inteligencia
no alcanzará a comprender lo apabullante
de la derrota; se acoge a la amnistía
de unos años más con apetito.

Carlos López Beltrán (Minatitlán, México, 1957), Hembras desarboladas y otros hombres fuera de lugar, Universidad del Claustro de Sor Juana y Ediciones Sin Nombre, Ciudad de México, 2014



No hay comentarios.:

Publicar un comentario