miércoles, octubre 08, 2014

Ezra Pound / La isla en el lago









Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrono de los ladrones,
dadme a su tiempo —os ruego— una pequeña tabaquería
con las cajitas relucientes
apiladas con esmero en los estantes
y el cavendish suelto y aromático
y el fuerte shag,
y el rubio Virginia
en hebras bajo el vidrio reluciente de los mostradores,
y una balanza no muy engrasada,
y las putas que entran a cambiar una o dos palabras al pasar,
a soltar un insulto, y arreglarse un poco el pelo.

Oh Dios, oh Venus, oh Mercurio, patrono de los ladrones,
prestadme una tabaquería
o instaladme en cualquier profesión
excepto esta maldita profesión de escritor,
en que uno necesita su cerebro todo el tiempo.

Ezra Pound (Hailey, 1885-Venecia, 1972), Argentarium, Antología de los poemas cortos de Ezra Loomis Pound, traducidos por autores argentinos, versión de Gerardo Gambolini, Ediciones en Danza, Buenos Aires, 2009


The Lake Isle
 
O God, O Venus, O Mercury, patron of thieves, 
Give me in due time, I beseech you, a little tobacco-shop, 
With the little bright boxes
piled up neatly upon the shelves
And the loose fragment cavendish
and the shag, 
And the bright Virginia
loose under the bright glass cases, 
And a pair of scales
not too greasy, 
And the votailles dropping in for a word or two in passing, 
For a flip word, and to tidy their hair a bit. 

O God, O Venus, O Mercury, patron of thieves, 
Lend me a little tobacco-shop, 
or install me in any profession
Save this damn'd profession of writing, 
where one needs one's brains all the time.

de Lustra [1916-1917]

No hay comentarios.:

Publicar un comentario