martes, julio 22, 2014

Carlos López Beltrán / Desabrigo









Tuve un hijo.
Entre las ramas del bosque alemán
que rayan como ráfagas de grafito la ventana
de pronto adivino su perfil y siento su presencia.
Camina solo en una ciudad desconocida por mí,
entre dos barrios lúgubres, de inmigrantes.
Lleva un suéter muy grueso y muy gastado.
Y ha encendido un cigarro...

En este mismo instante en que se me aparece su sombra
él me entrevé en este vagón oscuro
junto a una mujer dormida, escribiendo.
Escribiendo sobre él...

Siente mi turbación dolorosa
y la siente distante, fría, amortiguada
bajo la paja astrosa de la ausencia.
Tuve un padre apenas se murmura
a sí mismo cuando una rata
corriendo entre dos cloacas lo distrae.

Tuve un hijo apenas me murmuro y mi mujer despierta
y me dice quedito una rata, una rata
corriendo entre dos cloacas, en mi sueño...

Carlos López Beltrán (Minatitlán, México, 1957), en Letras Libres, noviembre de 2007

1 comentario:

  1. Yo no sé si los mejores poetas se han mostrado huidizos conmigo; o si hasta este momento he estado a la altura de sus plumas; o si éstos los encuentro en esta especie de Arca de Noé levantada entre un excelente equipo. Gracias por abrirme los ojos.

    ResponderEliminar