sábado, junio 14, 2014

Jacobo Fijman / De "Molino rojo", 2










Aldea

  Mi blanca soledad -
aldea abandonada.

   Revuelo de perezas
sobre la torre de un anhelo
que tañe sus horizontes.

  Pintadas negras de la desolación.
Yunques abandonados y puentes solariegos.

  Se ha sentado el dolor como un cacique
en el banquillo de mi corazón.

  Las lluvias estancadas de mis sueños
se han cubierto de musgo.

  En el horno apagado del silencio
mis frutos maduraron
estérilmente.

  Perdí mi itinerario en el desierto.

  ¡Hospedería triste de mi vida
en donde sólo se aposentó el azar!

  En una pradería de cansancios
balan estrellas mis ovejas grises.

  Lugarón sin destino;
las calles andariegas
beatas de mi ser
son manos contemplativas
que van perdiendo soles...

Jacobo Fijman (Uriff, Besarabia, 1898-Buenos Aires, 1970), "Molino rojo", 1926, Poesía completa, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2007

1 comentario: