viernes, febrero 22, 2013

Giovanni Pascoli / Los caminos




Los caminos

Había cerca del templo
de Saturno, dios sembrador
y segador, un gran cipo de oro.
De allí, hacia el orbe todo lanzó Roma
sus caminos, de dura piedra y de duro
sonido. De allí, del cipo de oro, siete
vías cuatro veces se lanzaron más allá,
a los cuatro vientos, y antes, entre sepulcros,
andaban, al pie de túmulos y cipreses,
bajo la callada sombra fúnebre;
y luego, vías por verdes campos y desiertos,
derechas como surcos, y vías por peñas
talladas con cinceles, y vías por selvas
profundas, mudas, solo entonces heridas
por el fierro ignoto, y vías sobre veloces
ríos uncidos con eternos puentes,
y vías por los Alpes, que vencían con giros
suaves las asperezas. De aquella piedra,
una vez partieron muchas vías en el mundo.
Parecía que un luminoso Sagitario
volvía hacia todos los vientos el gran
arco fatal, y flechaba todo alrededor,
de pie, en el medio justo del cielo.

Giovanni Pascoli (San Mauro di Romagna, 1855-Bologna, 1912),  Poemi del Risorgimento,"Inno a Roma", 1910-1912 Fondazione Giovanni Pascoli


Le strade

Era vicino al tempio
del dio Saturno, dio seminatore
e falciatore, un grande cippo, d’oro.
Di lì per l’orbe tutto lanciò Roma
le strade sue di duro sasso e duro
suono. Di lì, dal cippo d’oro, sette
vie quattro volte si lanciarono oltre,
ai quattro venti, e prima tra sepolcri
moveano, a piè di tumuli e cipressi,
sotto la tacita ombra funerale;
poi via per verdi campi e per deserti,
diritte come solchi, e via tra rupi
tagliate da scalpelli, e via per selve
profonde, mute, solo allor ferite
dal ferro ignoto, e via sopra veloci
fiumi aggiogati con eterni ponti,
e via per l’Alpi, che vincean con giri
blandi, le irate. Da quel sasso, a forza
ruppero un tempo tante vie sul mondo.
Parea che un luminoso Sagittario
via via volgesse a tutti i venti il grande
arco fatale, e saettasse intorno
intorno, stante nel bel mezzo, il cielo.



Ilustración: Fresco pompeyano, c.20

1 comentario:

  1. Divino poema.
    El Museo aporta estéticas, imágenes magníficas,
    poéticas de las que nada sabríamos, muchos de nosotros, si no fuera por ustedes.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar