miércoles, septiembre 15, 2010

Friedrich Hölderlin / De "Quejas de Menon por Diotima"




Quejas de Menon por Diotima

3

¡Luz del amor!, ¿también te muestras tú a los muertos, tú luz dorada?
¿imágenes de tiempo más claro lucís para mí en la noche?
¡Amorosos jardines, montañas crepusculares,
sed bienvenidos, y vosotros, silenciosos senderos del bosquecillo,
testigos de celeste ventura, y vosotras, estrellas mirando desde lo alto,
que en otros tiempos me concedisteis miradas de bendición!
¡Y vosotras también, amorosas hijas del día de mayo,
rosas tranquilas, y vosotros, lirios, aún os nombro a menudo!
Pasan las primaveras, un año empuja al otro,
alternando y luchando, así muge el tiempo al fluir
sobre las cabezas mortales; pero no ante los ojos felices,
pues a los amantes otra vida les es concedida.
Porque todos los días y los años de las estrellas estaban,
¡oh Diotima!, en torno nuestro íntima y eternamente unidos.


Friedrich Hölderlin (Lauffen am Neckarm, 1770-Tubinga, 1843), Poemas, traduccción de José María Valverde, Editorial Icaria, Barcelona, 1983


Menons Klagen um Diotima
3
Licht der Liebe! scheinest du denn auch Toten, du goldnes! / Bilder aus hellerer Zeit, leuchtet ihr mir in die Nacht? / Liebliche Gärten, seid, ihr abendrötlichen Berge, / Seid willkommen und ihr, schweigende Pfade des Hains, / Zeugen himmlischen Glücks, und ihr, hochschauende Sterne, / Die mir damals so oft segnende Blicke gegönnt! / Euch, ihr Liebenden auch, ihr schönen Kinder des Maitags, / Stille Rosen und euch, Lilien, nenn ich noch oft! / Wohl gehn Frühlinge fort, ein Jahr verdrängt das andre, / Wechselnd und streitend, so tost droben vorüber die Zeit / Über sterblichem Haupt, doch nicht vor seligen Augen, / Und den Liebenden ist anderes Leben geschenkt. / Denn sie alle, die Tag und Jahre der Sterne, sie waren, / Diotima! um uns innig und ewig vereint.


Ilustración: Crepúsculo sobre un lago, 1840, Joseph M. William Turner

1 comentario:

  1. ¡Ah, Hölderlin, ya encontraremos el rumbo de las islas perdidas", Tuñón dixit. Gracias, Irene

    ResponderEliminar