sábado, enero 16, 2010

Lawrence Ferlinghetti / Dante en el restaurante




No mucho después

No mucho después del principio de la estación
hacia las nueve
de una no demasiado calurosa
noche de verano
en la puerta
de la NUEVA PISA
bajo la olvidada
cabeza en yeso de DANTE
esperando por una mesa
y observándolo
Todo
había un hombre con un espejo por cabeza
lo cual no parecía tan anormal
excepto que
le sobresalían orejas verdaderas
y que tenía un cartel
donde se leía
UN POEMA ES UN ESPEJO QUE CAMINA POR UNA EXTRAÑA CALLE
pero de cualquier modo
como estaba diciendo
no mucho después del comienzo
del tiempo
este hombre que era todo ojos
no tenía boca
Lo único que podía hacer era
mostrar a la gente lo que quería expresar
Y resultó
que él pretendía
ser pintor
Pero de todos modos
este pintor
que no podía hablar o decir nada
sobre lo que él
quería expresar
parecía el pintor más feliz
del mundo entero
detenido allí
observándolo todo
y reflejándolo
Todo
en su enorme
Ojo Hambriento
pero de cualquier modo
así fue que vi reflejadas allí
Cuatro paredes cubiertas de imágenes
de la torre inclinada de Pisa
todas ellas inclinadas en diferentes direcciones
Cinco palcos con mesas
Quince mesas sin palcos
Un bar
con un barman que parecía
un campeón de béisbol
con una cantidad de trofeos locales
colgados detrás
Tres camareras de proporciones y rostros distintos
una grande como un pequeño fox terrier
una del tamaño de un cachalote pequeño
una extraña como un ángel
pero las tres
con los mismos ojos
Una puerta de cocina con un hermano cocinero
de pie ante ella
con los mismos ojos
y alrededor
de ciento setenta y tres personas que hablaban y se agitaban
y
reían y comían y bebían y sonreían
y fruncían el ceño
y sacudían las cabezas y abrían las bocas llevando a ellas
tenedores y
cucharas y masticaban y tragaban toda clase
de productos
y se acomodaban en sus asientos relajándose quizás y bebían café
y encendían cigarrillos y se levantaban y etcétera
y partiendo
hacia la noche
sin siquiera advertir
al hombre de la cabeza de espejo
bajo la olvidada
cabeza en yeso de Dante
mirándolos
a todos
con los mismos ojos
como si aún estuviera buscando
Por doquier
a su perdida Beatrice
pero con apenas un toque
de diabólico lápiz de labios
en la misma punta
de la nariz.


Lawrence Ferlinghetti (Nueva York, 1919), William Shand y Alberto Girri, Poesía norteamericana contemporánea, Distribuidora Mexicana de Libros, Ciudad de México, 1976



Not too long
Not too long / after the beginning of time / upon a nine o'clock / of a not too hot / summer night / standing in the door / of the NEW PISA / under the forgotten / plaster head of DANTE / waiting for a table / and watching / Everything / was a man with a mirror for a head / which didn't look so abnormal at that / except that / real ears stuck out / and he had a sign / which read / A POEM IS A MIRROR WALKING DOWN A STRANGE STREET / but anyway / as I was saying / not too long after the beginning / of time / this man who was all eyes / had no mouth / All he could / do was show people / what he meant / And it turned out / he claimed to be / a painter / But anyway / this painter / who couldn't talk or tell anything / about what he / meant / looked like just about the happiest painter / in all the world / standing there / taking it all 'in' / and reflecting / Everything / in his great big / Hungry Eye / but anyway / so it was I saw reflected there / Four walls covered with pictures/ of the leaning tower of Pisa / all of them leaning in different directions / Five booths with tables / Fifteen tables without booths / One bar / with one bartender looking like a / baseball champ / with a lot of naborhood trophies / hung up behind / Three waitresses of various sizes and faces / one as big as a little fox terrier / one as large as a small sperm whale / one as strange as an angel / but all three / with the same eyes / One kitchen door with one brother cook / standing in it / with the same eyes / and about / one hundreansixty three people all talking and waving / and / laughing and eating and drinking and smiling and / frowning / and shaking heads and opening mouths and putting / forks and / spoons in them and chewing and swallowing all kinds / of produce / and sitting back and relaxing maybe / and drinking coffee / and lighting cigarettes and getting up and so on / and so off / into the night / without ever noticing / the man with the mirrorhead / below the forgotten / plasterhead of DANTE / looking down / at everyone / with the same eyes / as if he were still searching / Everywhere / for his lost Beatrice / but with just a touch / of devilish lipstick / on the very tip / of his nose.

Foto: Ferlinghetti Puppergov

1 comentario:

  1. 'poetry is the shadow cast by our streetlight imaginations'. lawrence ferlinghetti.

    ResponderEliminar