viernes, julio 22, 2016

John Donne / El indiferente











Puedo al mismo tiempo amar a la rubia y a la morena,
A la que la riqueza doblega, y a la que la necesidad traiciona,
A la que ama la soledad, y a la que gusta de juegos y ficciones,
A la formada en el campo, y a la formada en la ciudad,
A la que cree , y a la que trata de hacerlo,
A la que todavía llora con ojos cual esponjas,
Y a la que, corcho seco, nunca llora;
Puedo amar a esta y aquella, y a ti, y a ti,
Puedo amar a cualquiera, aunque no me sea fiel.

¿No habrá otro vicio que te satisfaga?
¿No te divertiría hacer como tus antepasados?
¿O es que agotados tus antiguos vicios, quisieras hallar otros?
¿O el temor de que los hombres te sean infieles, te atormenta?
Déjame conocer otras veinte y haz tú lo mismo,
Despójame, pero no me aprisiones, y déjame ir.
¿Debo yo, que por ti conocí el dolor,
Estar sujeto a ti, sólo porque me eres fiel?

Venus me escuchó suspirar esta canción,
Y por la parte más dulce del amor: la variedad,
Juró no haber oído jamás y que nunca oiría cosa igual.
Fue, observó, y dijo al volver:
¡Ay! Son algunos -dos o tres-
Pobres heréticos del amor,
Que piensan implantar una constancia peligrosa.
Mas yo les dije: "Puesto que quieren ser fieles,
Lo serán con quienes no lo son con vosotros".

John Donne (Londres, c.1572-1631), Poemas de John Donne, versiones de William Shand y Alberto Girri, Ediciones Botella al Mar, Buenos Aires, 1953


The indifferent

I can love both faire and browne, 
Her whom abundance melts, and her whom want betraies, 
Her who loves lonenesse best, and her who maskses and plaies, 
Her whom the country form'd, and whom the town, 
Her who beleeves, and her who tries, 
Her who still weeps with spungie eyes, 
And her who is dry corke, and never cries; 
I can love her, and her, and you, and you, 
I can love any, so she be not true. 

Will no other vice content you? 
Will it not serve your turn to do as did your mothers? 
Or have you all old vices spent, and now would finde out others? 
Or doth a feare that men are true torment you? 
O we are not, be not you so; 
Let me, and do you, twenty know. 
Rob mee, but binde me not, and let me goe. 
Must I, who came to travaile thorow you, 
Grow your fixt subject, because you are true? 

Venus heard me sigh this song, 
And by Loves sweetest Part, Variety, she swore, 
She heard not this till now; and that it should be so no more. 
She went, examin´d, and return'd ere long, 
And said, alas! some two or three 
Poor Heretiques in love there bee, 
Which thinke to stablish dangerous constancie. 
But I have told them, since you will be true, 
You shall be true to them who 'are false to you.

Ilustración: Retrato de Donne (detalle) por un artista desconocido, c. 1595. National Portrait Gallery, Londres




No hay comentarios.:

Publicar un comentario