sábado, septiembre 15, 2012

Jacobo Fijman / Anosmia perfectísima



Anosmia perfectísima

Ni la rosa doliente
calentará la sangre no doliente.
Ya no tendrás olor de la rosa doliente
del vespertino olor el más doliente
con matutino olor el más doliente.

En vano la belleza de la rosa doliente
figurará su sombra sin el olor doliente.
En vano la belleza se elevará doliente
buscando los amores de la pasión doliente.
En vano la dinámica belleza de la flor doliente
buscará ser olor o ser el nombre de la pasión doliente.
El corazón,
el corazón ha muerto para la luz doliente,
para la luz de la pasión doliente.

                    18 de julio de 1957

Jacobo Fijman (Uriff, Besarabia, 1898-Buenos Aires, 1970), Romance del vértigo perfecto, Editorial Descierto, Buenos Aires, 2012

Ilustración: Flores en la noche, 1930, Paul Klee

2 comentarios:

  1. ¡Impresionante! Todos los versos terminan el "doliente"... Cuánto se puede decir con muy poco... Conocía otras cosas de Fijman (Molinos Rojos) Me pierdo algo por desconocer la palabra "Anosmia". Gracias por esta publicación...

    ResponderEliminar