lunes, diciembre 28, 2015

Allen Tate / Señor Pope










Cuando Alejandro Pope paseó por la ciudad
Era puro reflejo de los adornos de perlas y oro.
Las damas se inclinaban, más por miedo que por compasión;
Porque la tiesa espalda de Pope era más de cabra que de hombre.

Muchas veces se piensa que la urna debía tener más huesos
Que la de los esqueletos provistos para alimentar la tierra;
La urna se vuelve hueca, telarañas quebradizas como piedra
Tejen en la caja mortuoria una frívola herrumbre.

Y él, que vivió al ritmo de la culebra
Que se enrosca en sí misma con la precisión del sol.
Está ausente. El cántaro está vacío, pueden romperlo
Para sólo descubrir que el señor Pope ha partido.

Qué anhelo de verdad
Agitaba entre sus dientes el ingenio y el despecho,
No puede saberse: a un árbol torcido
Un mortal trepa y su nombre debía ser suspiro.

Allen Tate (Winchester, Estados Unidos, 1899-Nashville, Estados Unidos, 1979),  Dos siglos de poesía norteamericana, selección, traducción y presentación de Alfredo Casey, Ediciones Antonio Zamora, Buenos Aires, 1969 (La edición no es bilingüe)



Mr. Pope

When Alexander Pope strolled through the city
Strict was the glint of pearl and gold sedans.
Ladies leaned out, more out of fear than pity;
For Pope's tight back was rather a goat's than man's.

One often thinks the urn should have more bones
Than skeletons provide for speedy dust;
The urn gets hollow, cobwebs brittle as stones
Weave to the funeral shell a frivolous rust.

And he who dribbled couplets like a snake
Coiled to a lithe precision in the sun,
Is missing. The jar is empty; you may break
It only to find that Mr. Pope is gone.

What requisitions of a verity
Prompted the wit and rage between his teeth
One cannot say: Around a crooked tree
A moral climbs whose name should be a wreath.

De Mr. Pope and Other Poems, Milton, Balch & Company, Nueva York, 1928
Citado en "Mr. Pope": A Reading, de Margaret Morton Blum, John Hpkins University Prees, 1959
JSTOR




No hay comentarios.:

Publicar un comentario