sábado, septiembre 06, 2014

Robert Graves / La mañana antes de la batalla




Hoy, la pelea: mi fin está muy cerca,
y sellada la orden que limita mis horas:
lo supe mientras caminaba ayer al mediodía
por un desierto jardín lleno de flores.
... Cantando, despreocupado, me prendí unas rosas en el pecho,
corté una rama de cerezas... y luego, luego la Muerte
sopló en el jardín desde el norte y el este
agostando toda la belleza con un aliento helado.

Miré, y ¡ah! vi de pie ante mí a mi espectro,
con la cabeza aplastada por violento golpes:
la fruta entre mis labios en sangre coagulada
se había transubstanciado, y exudaba la pálida rosa un olor enfermizo,
hasta que me pareció a través de una inundación de llanto
que hombres muertos en el cercado jardín florecían.

Roberto Graves  (Wimbledon, Londres, 1895- Dejà, Mallorca, 1985), Tierra de nadie: los poetas ingleses de la Gran Guerra, inédito; La Balandra, n° 9, Buenos Aires, invierno de 2014
Versión de Rolando Costa Picazo


[THE MORNING BEFORE THE BATTLE

To-day, the fight: my end is very soon,
  And sealed the warrant limiting my hours:
I knew it walking yesterday at noon
  Down a deserted garden full of flowers.
...Carelessly sang, pinned roses on my breast,
  Reached for a cherry-bunch---and then, then, Death
Blew through the garden from the North and East
  And blighted every beauty with chill breath.


I looked, and ah, my wraith before me stood,
  His head all battered in by violent blows:
The fruit between my lips to clotted blood
  Was transubstantiate, and the pale rose
Smelt sickly, till it seemed through a swift tear-flood
  That dead men blossomed in the garden-close.

The First World War Poetry Digital Archive, Universidad de Oxford

1916, Westminster Gazette, 13 March, p.2. Robert Graves Resources]


Foto: Robert Graves en uniforme, 1915 Universidad de Otago

1 comentario: