sábado, mayo 24, 2008


Al ver los mármoles de Elgin *

Mi espíritu es muy débil: mortal
me pesa como un sueño no querido,
y cuestas y pináculos soñados
de afán divino, anuncian ya mi muerte

como un águila enferma cara al cielo.
Mas es un lujo plácido mi llanto
por no poder guardar los vientos puros
cuando el ojo de la mañana abra.

Tales glorias sombrías del cerebro
le dan al corazón batalla inmensa;
igual estos prodigios me marean

uniendo el esplendor griego a la ruda
devastación del Tiempo: en la tormenta
fulgura un sol, la sombra de lo magno.

John Keats (Finsbury Pavement, 1795-Roma, 1821).
Versión de Antonio Rivero Taravillo.

Vía: Saltana **

Notas.:
* Thomas Bruce, conde de Elgin, embajador británico en Turquía, llevó a Londres, entre 1803 y 1805, bastante más de la mitad de los mármoles esculpidos que formaban el friso del Partenón, en el Acrópolis de Atenas, que en ese entonces era fortaleza de los turcos. Los mármoles están hoy en el Museo Británico y sigue la controversia acerca de su posesión.
** Saltana es uno de los más interesantes sitios descubiertos por este blog, vía el Sr. Fondebrider. Está editado por traductores de Barcelona, Buenos Aires, Chicago, La Plata, Madrid, Rosario,Saint Louis y Salamanca.


On seeing the Elgin marbles
My spirit is too weak-mortality/Weighs heavily on me like unwilling sleep,/And each imagin'd pinnacle and steep /Of godlike hardship, tells me I must die//Like a sick Eagle looking at the sky. /Yet 'tis a gentle luxury to weep/ That I have not the cloudy winds to keep,/Fresh for the opening of the morning's eye.//Such dim-conceived glories of the brain/Bring round the heart an undescribable feud;/So do these wonders a most dizzy pain,//That mingles Grecian grandeur with the rude/ Wasting of old Time —with a billowy main—/ A sun —a shadow of a magnitude.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario