lunes, noviembre 16, 2015

Griselda García / Dos poemas










Meteré espuelas a mi zaino...

Meteré espuelas a mi zaino
tropezará con piedras que no existen
para ir a verte

me volveré azul cuando el viento
toque mi piel

viviremos de la caridad
estarás en mis pesadillas.


Afuera

Alguien ronda la casa
maldice
echa espuma por la boca
apaga el cigarrillo contra un muro
envenena el agua del pozo
mata una gallina
y asusta a los cerdos.

¿Debo salir a su encuentro
o prepararme para su llegada?
¿Abrir la puerta y asaltarlo
o abrir las piernas y acunarlo?

Alguien ronda la casa
maldice
echa espuma por la boca.

Griselda García (Buenos Aires, 1979)



Mi pequeño acto privado,
Barnacle,
Buenos Aires, 2015










1 comentario:

  1. que buenos poemas, las palabras justas, una precisión notable

    ResponderEliminar